Arc de Sant Silvestre, 4, entlo. 2 ,
Barcelona 08003

Teléfono: 623387879
Whatsapp: 623387879

Postpandemia: arte, decoración y coleccionismo

Pues sí, pese a todo nos disponemos ha hablar de nuevo de arte, decoración y coleccionismo. Encaramos un otoño y un invierno que no pintan muy bien. Y hasta que la situación se resuelva, casi con certeza a base de vacunas, no nos queda más remedio que afrontarla sin desesperanza. Y hasta con una pequeña dosis de optimismo. Pasa lo bueno y lo malo, y desde luego, esto, bueno, no es.

Como ha sido afectado nuestro mercado local, y cuales serán los elementos más remarcables en un futuro no lejano. Estos cambios serán reversibles y volveremos a nuestra antigua vida? Desde luego que no.

Como realizar previsiones es gratis, vamos a intentar vislumbrar la era postpandemia. Primera aproximación a vuelo de pájaro, en próximas entradas iremos desgranando cada uno de estos punto en detalle.

Decoración

La primera. La importancia del hogar. Ya no hablamos de un piso o casa. El aséptico minimalismo ha muerto. Necesitamos sentirnos cómodos y reconfortados en nuestro entorno. La decoración vuelve a ser un elemento básico. Nos hace revivir momentos de optimismo. Vuelven los 80′, si es que alguna vez se fueron del todo. La década feliz, la última en que la sociedad se movía entre certidumbres. Pero quizá sin sus excesos, sin saturar colores y sin que los estampados de flores invadieran por completo las habitaciones.

Decoración de los 80. Memphis Group. Ettore Sottsass. Arte, decoración coleccionismo.
Decoración de la década de los 80, con todos sus excesos. Memphis Group. Ettore Sottsass

Así pues, combinación de estilos y épocas. Mobiliario antiguo, parece resurgir el siglo XVIII, espejos dorados se combinan con iluminación de diseño del siglo XX. Cada uno con su presupuesto y su estilo, pero teniendo en cuenta factores como el ecologismo, sostenibilidad, confort, etc. Seremos más prudentes a la hora de rechazar ese antiguo mueble o elemento decorativo para sustituirlo por un kit estandar de alguna compañía sueca. Queremos preservar algo de nuestra historia particular y nuestra personalidad.

Coleccionismos

Macintosh 128k. Apple computer.
Macintosh 128K. Apple Computer

El coleccionismo continúa centrado en varios pilares estables. Los juguetes y juegos, que van llegando como no, a las décadas también de los 80 y 90. Figuras de Star Wars, Masters del Universo se codean con los Madelman, Geyperman, Scalextric y viejos juguetes de lata.

Los cómics y tebeos, con editoriales como Novaro, Vértice o colecciones como Tintín o toda la familia Marvel. Los videojuegos y primeras videoconsolas, valores ya no en alza, sino auténticos tesoros en algún caso. Nintendo es la marca. Los primeros ordenadores de Apple, el Macintosh 128k. Si lo conservas en buen estado, felicidades. En cuanto a coleccionismo deportivo, algunos cromos de estrellas del balón empiezan a alcanzar precios importantes. Y atención también a elementos publicitarios de reconocidas marcas. Esas preciosas placas de metal esmaltado se hermanan a los rótulos luminosos de marcas de refrescos, cervezas o ropa. Algunos, auténticos iconos.

Arte

El Arte, en mayúsculas continúa inapelable. La entrada de los millennials comportó un desplazamiento hacia el arte contemporáneo, movimiento que ya venía produciéndose los últimos lustros. Pero las grandes firmas siempre han sido, son y serán valores seguros. Aún así, un dato interesante. Casi todos los grandes remates de este año, titulares de prensa, han sido con artistas del siglo XX.

Vemos como los artistas vivos consiguen cotizaciones en salas de ventas, casi inéditas. Nombres como Jeff Koons, David Hockney, Gerhard Richter, Cui Ruzhuo o Jasper Johns superan records de precios, como si fuesen saltadores de pértiga olímpicos. El fenómeno Bansky vende desde pinturas, litografías hasta merchandising. Eso sí, pasando primero un examen de aptitud…..

Rabbit'.  Jeff Koons. Arte contemporáneo.
Jeff Koons. Rabbit. 91 Millones de dólares.

Eso sí, el canal online de ventas ya es, y será el principal actor de ventas en todo nuestro mercado global. Se trate de esas modestas piezas de colección, o grandes obras pictóricas. La pandemia y sus efectos han acelerado esa progresión hacia la adquisición online, tanto en portales, galerías o salas de subastas.

Arte. Brice Marden.
Brice Marden. Complements entre 2004 y 2007. Vendido en 30.9 millones de dólares

Artpironti Anticuario Arte y Coleccionismo |Antigüedades en Barcelona

No hay comentarios.

Agregar comentario